432

 

432 es un ensayo audiovisual sobre la relación entre el ser humano y el espacio físico natural (Dunas de Longotoma, Chile). 

 

La filmación da cuenta del diálogo silencioso y sutil que se produce entre los cuerpos, vale decir, entre las figuras humanas y los médanos. Los cuerpos, a su vez, parecieran tomar conciencia del espacio, y responder a los estímulos físicos que este propone, como el viento, la arena, la temperatura y el sol. La acción de percibir la textura y temperatura de la arena, un cuerpo moviéndose en relación a la luz del sol, la ropa ondulándose al viento, habitar un árbol, son algunas de las sencillas situaciones de percepción del espacio físico en que la cámara se detiene.  

 

El viento desdibuja el contorno de las dunas, provocando que las dimensiones de este elemento geográfico estén transformandose constantemente, sin lograr nunca una forma determinada. Esta característica de imagen inacabada se aplica a la estructura del trabajo, se entregan ciertas piezas que solo sugieren, para que cada receptor construya la obra en base a su imaginario, generando distintas posibles lecturas.

 

Estas dos características –la presentación de la percepción física en relación al espacio y esta estructura de imagen inacabada– es lo que hacen de 432 una obra en la que confluye la disciplina de danza con el lenguaje audiovisual.

DIRECCIÓN 

 Amelia Ibáñez, Marcos Sánchez

 

PERFORMANCES

Matilde Amigo, Simón Pascal, Carlos Palacios, Jesús Briceño, Alexandra Miller

DISEÑO SONORO

Juan Pablo Aguirre

DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA

Marcos Sánchez

VESTUARIO

Francisco Calbacho, Barbara Müller
 

PRODUCCIÓN

Francisco Calbacho